sábado, 26 de enero de 2013

Rutenses.

Me dedico a verlos bailar. Son las 3 y pico de la madrugada, todos estudiando como locos, y de repente se animan a bailar. Nos reímos, tiran bolis contra las ventanas. ¿Estamos locos? ... Sí, estamos locos, gilipollas, subnormales. Pero se ríen, los insulto y me sonríen los dos. Son mis niños. Bailando Omega dándole palmaditas a la mesa, mientras veo en la sala de al lado como siguen escribiendo en la pizarra y se sonríen de vez en cuando con cualquier tontería. Miro a la rubia, sonríe como la que más. un Víctor al que me empeñaba en llamar Álvaro, un Gonzalo callado, una Alba que besa a un Paquito, un Javi que baila en la silla, un Sergio que se ríe mientras escribe. Una botella de legendario a medias encima de la mesa. Vasos de café, palomitas en el suelo. Apuntes. Bolis. Más apuntes. Un beso en el cristal, unas risas incontroladas. Mis niños, o algunos de ellos. Somos algo más que gente que se junta a estudiar por las noches. Somos personas, somos amigos, somos una familia. Una pequeña pero GRAN familia. 4 meses son muy pocos, creedme. Pero para nosotros ha sido un mundo. Benditos exámenes... Sí, benditos por hacerme vivir momentos así.

sábado, 19 de enero de 2013

Flotando.

" Creo que me he enamorado más de una vez. Tal vez dos. Pero eran amores largos, trabajados con esmero, poco a poco, día a día. Pero, ¿existen los amores de días? Horas, sólo horas... Horas hablando con una persona de la cual no sabías nada. Algo te hace confiar en ella, algo te hace mirarla de otra manera, te das cuenta de que es diferente. Te pasas las siguientes 24 horas hablando de esa persona, y te das cuenta de que hay tiburones en tu estómago si ves su nombre en tu pantalla con la más mínima chorrada. Esa persona que te saca la sonrisa tanto a las 07:00h como a las 23:59h... "

martes, 1 de enero de 2013

Deja de llorar, niñata.


MADURA.

Empezamos con el 13.

Dios cómo me gustaría a veces meterte una patada en la boca. No, no era mi intención hacer de la primera entrada del año algo caótico pero en serio, me sacas de mis casillas. Me desbarajustas, me atacas, me jodes, me revientas, me hundes, me crispas, me irritas, me odias y te odio y sé que frente a frente no duraría ni 2 segundos con la ropa puesta. Déjame vivir en paz, aléjate de mi y no vuelvas más.

 Lárgate pero por aquí cerca.